¿Qué crema antiarrugas debo utilizar?

Hay dos aspectos en los que debemos fijarnos a la hora de comprar nuestra primera crema antiarrugas: la textura y los ingredientes.

Generalmente, una crema antiarrugas debe aportar hidratación, firmeza y elasticidad, aunque también pueden contener activos despigmentantes para aclarar las manchas que salen con la edad. Estas funciones son muy importantes a la hora de escoger una crema antiarrugas y mantener a raya las arrugas de tu piel.

En cuanto a los ingredientes que debe tener una crema antiarrugas debemos fijarnos en activos como el ácido hialurónico, el ácido glicólico, la vitamina C, el resveratrol o el retinol:

  • Ácido Hialurónico: el ácido hialurónico es capaz de absorber hasta 1.000 veces su peso en agua, por lo que es el activo hidratante más potente. Sus moléculas se hinchan al capturar el agua, por lo que tiene un efecto rellenador de arrugas inmediato. Además, estimula la producción de colágeno de la piel, algo vital en un producto antiarrugas.
  • Ácido glicólico: Gracias a su efecto exfoliante, que elimina las células inservibles de la piel, los tratamientos con ácido glicólico ayudan a acelerar el proceso de regeneración de la dermis. Esto, a su vez, contribuye a una mayor hidratación del cutis y a tener una piel sana y suave.
  • Retinol: El retinol disimula las arrugas, aclara las manchas, afina el poro y estimula la regeneración celular, por lo que es uno de los activos estrella de las cremas antiarrugas. ¿Nuestra recomendación? Sin duda, Reti Age.
  • Vitamina C: Los radicales libres que adquirimos con la exposición solar, la contaminación o el estrés son los causantes del fotoenvejecimiento de nuestra piel, por lo que una crema que contenga antioxidantes como la vitamina C nos ayudará a neutralizar la acción de estos radicales libres y prevenir la aparición de arrugas. Puedes probar con cualquier producto de la línea Sesvitamin-C.
  • Resveratrol: Otro antioxidante de cabecera. Este activo estimula la formación de nuestras propias enzimas antioxidantes. Nuestra línea Resveraderm, contiene, además, coenzima Q10, otro activo esencial para la corrección de las arrugas.

Todos estos activos nos ayudarán a mantener nuestra piel más joven, pero sobre todos ellos destaca el más importante: la fotoprotección. Utilizar protector solar durante todo el año es la mejor prevención contra las arrugas. Búscalo con SPF50, enzimas reparadoras del daño solar y antioxidantes, como Repaskin. La función de la protección solar es evitar el fotoenvejecimiento, que da pie a la aparición de arrugas y manchas en nuestra piel.